¿Qué vacunas son obligatorias para tu mascota?

22 de Noviembre de 2016

Es muy importante cuidar la salud de nuestras mascotas y llevar a cabo controles periódicos. También hay que cumplir un calendario de vacunas que nos permitirá la prevención de enfermedades que podrían ser incluso mortales.

Con las vacunas vamos afianzando el sistema inmune de nuestro amigo a medida que va creciendo.

Beneficios de las vacunas

Las vacunas son antígenos que producen anticuerpos estimulando el sistema inmune.

Sin embargo, tienen un efecto temporal. Por eso hay que repetirlas cada cierto tiempo durante toda la vida de la mascota.

Solo un médico veterinario puede aplicar las vacunas. En cuanto al momento de hacerlas, hay que cumplir con las fechas de vacunación para conseguir el efecto adecuado.

Enfermedades a prevenir con las vacunas

Aunque son muy importantes, no es necesario vacunar a nuestro perro de todo. Dependerá del país en el que vivamos y las enfermedades más comunes en esa zona.

El dueño del animal tiene que informarse de las vacunas que procede poner al animal.

El caso de España

En España, no toda falta de vacuna conlleva una sanción administrativa. Sin embrago, en casi todas las comunidades autónomas se exigen, por lo que en caso de dudas, lo más recomendable es consultar en la administración correspondiente.

  • Cuando el cachorro tiene mes y medio de edad: vacuna de parvovirosis, moquillo y dos polivalentes.
  • A los dos meses: vacuna polivalente.
  • A los tres meses: vacuna polivalente de refuerzo y de la rabia (normalmente también se pone el microchip).
  • Al cumplir un año: vacuna polivalente (recordatorio) y de la rabia de refuerzo.
  • De forma anual: vacuna polivalente (recordatorio) y de la rabia.

Vacunas importantes

En España las vacunas más importantes son la  SÉXTUPLE u ÓCTUPLE y la vacuna antirrábica. La séxtuple u óctuple debe ser aplicada a los 45 días de nacido y a los dos, tres y cuatro meses de vida.

La primera dosis de la vacuna antirrábica debe ser puesta a los seis meses.

Una vez que el perro deja de ser cachorro, a partir del primer año de vida de nuestra mascota, deben aplicarse ambas vacunas una vez al año sin excepción.

De esta forma nos aseguramos proteger a nuestro perro y prevenir sus enfermedades.

Pero, qué es una vacuna

Una vacuna es un preparado de antígenos que se inyectan en el perro. Se usa para provocar que su sistema inmune cree anticuerpos para eliminar el patógeno.

Podemos entender la vacuna como el mismo virus de la enfermedad debilitado, sin que pueda provocar daños en el paciente.

Las vacunas se usan para que el perro desarrolle cree anticuerpos para ese virus, de forma que si alguna vez en su vida entra en contacto con el virus de forma real, esté preparado para resistir y vencer.

La necesidad de la vacuna

La ausencia de vacunación en un cachorro o en un perro adulto no solo expone al animal al riesgo de contraer enfermedades que pudieran ser letales, sino también el posible contagio a otros perros.

Nuestra mascota podría ser portador de alguna enfermedad y contagiarla a otro perro que esté en proceso de ser vacunado o tenga un sistema inmune débil.

Otra consecuencia de no vacunar a nuestro perro es que se lleven a cabo sanciones administrativas económicas graves e incluso a que la administración te retire el perro.

Si tenemos un cachorro que todavía no se ha vacunado, es importante no mezclarlo con otros perros ni sacarlo a pasear a la calle.

Hay que saber que solo la orina de otro perro, gato o un roedor infectado podría contagiar a nuestro pequeño amigo y su vida correría peligro.

Efectos secundarios de la vacuna

Los síntomas y efectos secundarios que tiene la vacuna pueden ir desde la aparición de dolores y picores, inflamación, bultos, etc.

También puede darse el caso de daños gastrointestinales, gripes, afecciones respiratorias o en la piel, e incluso problemas cardiovasculares en los casos más graves.

En este sentido, las vacunas están testadas y experimentadas para poder conocer los posibles efectos secundarios que pueden provocar en el animal.

Cuando una vacuna entra en el calendario oficial de vacunaciones en España, ha superado unos estrictos controles de calidad que garantizan la salud del perro.

Además, la vacuna cumple el cometido de inmunizar al perro contra una determinada enfermedad.