Como saber si mi perro necesita más calcio

21 de Agosto de 2016

En cualquier etapa de la vida, pero sobre todo cuando está creciendo, tu perro necesita una buena dosis de calcio. De esta manera su salud ósea será fuerte hasta la vejez. La dieta diaria del animal ha de incluir la cantidad adecuada de este nutriente para un desarrollo saludable. Existen algunos factores que indican que a tu peludo le hace falta calcio. ¿Quieres saber cuáles? Entonces sigue leyendo este artículo.

Calcio en los canes: qué saber

Antes que nada es preciso tener en cuenta que el calcio es uno de los nutrientes más importantes en la vida de un perro desde que es cachorro porque ayuda en la formación y fortalecimiento de los huesos. Si queremos que nuestra mascota crezca sana y fuerte es vital que ingiera una buena dosis de este componente a través de la comida.

Ya sea que el canino consume una dieta “casera” o una basada en pienso comercial, si o si ha de tener calcio a diario. Si esto no sucede, es probable que sufra diversos problemas como por ejemplo fracturas en las patas. La falta de este nutriente puede desencadenar patologías como el raquitismo, una condición en la cual el crecimiento es insuficiente y la estructura ósea es menor a la de otros canes a su edad.

Un perro cachorro necesita unos 320 mg de calcio por kg de peso al día. En el caso de los adultos, la cantidad disminuye a los 120 mg por kg. Ten estos datos en cuenta para que tampoco esté excedido en la proporción (algo que también es malo para su salud).

¿Cómo detectar la falta de calcio en los perros?

Existen diferentes maneras para darnos cuenta de que a nuestra mascota le está faltando el calcio o no lo recibe en cantidades correctas según su edad y peso.Observar el cuerpo es la mejor forma de detectarlo.

Por ejemplo, si no crece lo suficiente en relación a otros perros (los hermanos son un indicador ideal), si está demasiado delgado aunque coma bien y si se le marcan los huesos a través de la piel y estos se encuentran muy finos.

Además, lo podemos determinar si padece espasmos musculares o convulsiones.Atención porque en estos casos las causas pueden ser otras (más graves), por lo tanto te recomendamos que vayas al veterinario para que le haga un chequeo general.

Los perros a los que les falta el calcio pueden experimentar otros síntomas, entre ellos taquicardias, desorientación, sensación de fatiga o arritmias cardíacas. También aquí te aconsejamos que lo lleves a la consulta profesional.

Fuentes de calcio para los perros

El médico te puede indicar que le ofrezcas un pienso diferente o incluso que añadas suplementos especiales a la comida. Esto es muy bueno pero no la única opción. Hay fuentes “caseras” de calcio al alcance de tu mano y que a tu can le hará más que bien.

La cáscara de huevo molida finamente (por ejemplo en un mortero o molinillo de café) y mezclada con el alimento cotidiano puede ser una excelente idea si tu mascota sufre de déficit de calcio.

Los huesos de otros animales (que se compran en las carnicerías como por ejemplo de pollo) también pueden ser de mucha utilidad. Algunos dueños se los ofrecen para que los coman enteros y otros prefieren que estén troceados o hechos polvo para mezclarlos entre el pienso.

Los productos lácteos son una gran fuente de calcio (eso lo sabemos para nosotros los humanos) y algunos pueden ayudar a nuestros peludos a mejorar su salud. Por ejemplo el yogur, que permite ablandar la comida seca y es muy rico para sus paladares. Es mejor que sea bajo en grasas. El queso es otra opción, te recomendamos el tipo cottage y no darle demasiada cantidad.

Si lo acepta, dale a tu perro pescado para que aumente sus niveles de calcio. El atún, las sardinas y la trucha son los mejores. Pero cuidado, que esté cocido porque de lo contrario puede irritarle el estómago y causar enfermedades bacteriales.

Por último, si tu can es amante de las verduras o está acostumbrado a comerlas sin problemas, no dudes en ofrecerle espinacas, brócoli y patata dulce.