Cinco causas de fobias en los gatos

19 de Agosto de 2016

Quien tiene un minino sabe lo sensibles que pueden llegar a ser estos animales a situaciones que modifican su rutina diaria. Desde los ruidos poco habituales hasta el cambio de lugar de los muebles, te contamos cuáles son las principales causas de fobias en los gatos y cómo intentar solucionar este problema.

Conoce algunos motivos de fobias en los gatos

Los felinos domésticos son animales territoriales y que, además, quieren tener el control del lugar que habitan. Es por eso que algunos cambios en su entorno pueden provocarle miedo. Pero cuando el temor se torna desproporcionado, estamos ante una fobia.

Entre las principales causas que la provocan, podemos señalar:

  1. Ruidos poco habituales y repentinos. Por ejemplo: truenos, alarmas, sirenas, distintos tipos de electrodomésticos en funcionamiento, etc.
  2. Presencia de personas extrañas en la casa. Esto suele ocurrir si el minino no fuesocializado correctamente.
  3. Contacto con animales desconocidos.
  4. Mudanzas o traslados temporales a espacios que le son ajenos.
  5. Cambios en el orden del mobiliario o presencia de objetos nuevos en el hogar.

Las fobias en los gatos son fáciles de detectar pero difíciles de quitar. Por eso es importante que aprendas a detectar las señales de ansiedad y miedo en tu felino amigo y así lograrás evitar que el problema pase a mayores.

Cómo reconocer a un gato fóbico

Las fobias en los gatos se detectan con facilidad y suelen tener solución, aunque son más difíciles de tratar que los miedos. Por eso es importante que logres identificar las señales a tiempo.

Ante situaciones que consideran peligrosas, los mininos sufren un estado de ansiedad y pueden reaccionar de distintas formas. Entre ellas:

  • Huyen y van a esconderse a algún lugar que consideren seguro.
  • Muestran una intención de atacar (se les eriza el pelo, arquean el lomo, bufan o inclinan las orejas hacia atrás).
  • Se quedan inmóviles, como paralizados, e incluso tiemblan.
  • Pueden tener taquicardias y diarreas.
  • Se vuelven más hiperactivos o agresivos.
  • Marcan territorio con la orina o las heces en cualquier parte de la casa.
  • Se lamen en exceso, llegando a provocarse alopecia.

Consejos para manejarte ante  un minino con fobia

Recuerda que cuando un minino está alterado por el miedo, no debes acercarte, tocarlo y mucho menos intentar alzarlo. Lo más probable es que intente arañarte o morderte.

Déjalo solo un buen rato y cuando lo veas calmado vuelve a aproximarte, sin forzar situaciones.

Además, lo ideal es que tu gato pueda contar con un espacio en la casa donde se encuentre seguro y en el que pueda esconderse cuando se siente intimidado por algún motivo.

Ten en cuenta que, ante estas reacciones de tu amigo maullador, no debes consentirlo. Pero tampoco lo regañes ni lo castigues. Solo conseguirás agravar la situación y tornar más difícil la recuperación.

Consulta a un especialista en conducta animal

Ese “temor intenso e irracional, de carácter enfermizo, hacia una persona, una cosa o una situación”, como define el diccionario, seguramente requerirá de ayuda profesional para quitárselo a tu minino.

El veterinario o un especialista en conducta animal (etólogo) son los más indicados para diagnosticar correctamente y para determinar cómo solucionar este problema de tu mascota.

Pero tú puedes contribuir, identificando ante qué situaciones, seres u objetos tu amigo felino reacciona con miedo. Así que préstale mucha atención al minino para poder explícale detalladamente al facultativo tus observaciones.

Cómo tratar la fobia en los gatos

Una posible solución a este problema es exponer al animalito, de manera muy gradual, a la situación que le provoca ansiedad y temor. Así el minino irá perdiendo poco a poco su miedo.

Por eso es importante premiar al peludo cuando se van consiguiendo avances,ya sea con caricias, palabras cariñosas o también con algún alimento de su agrado.

Como verás, la paciencia y el amor siguen siendo claves fundamentales para manejarte en la vida, tanto con mascotas como con personas.