Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
Teléfonocómo llegar

Parques caninos ¿para todos?

Publicado: 17 de Diciembre de 2015

Cada vez en más ciudades podemos encontrar los parques para perros.

Hasta hace poco en la mayoría de ciudades de España podías sacar a pasear a tu perro casi en cualquier parque y allí encontrarte con los amigos, perrunos y humanos y pasar un rato agradable de charla y juegos. Ahora nuestra realidad está bastante más restringida, en Gran Canaria, por ejemplo, prácticamente casi todos los parques están vetados a los perrosy las playas y paseos marítimos también. Aquí, como en otras ciudades, han intentado compensar esta falta de espacio de ocio con los parques para perros.

Los parques para perros son recintos por lo general vallados destinados específicamente al uso y disfrute canino. El tamaño si importa pero desgraciadamente a veces no es tenido en cuenta a la hora de diseñar estos espacios públicos. Evidentemente los perros necesitan espacios amplios para poder correr y jugar. Si el parque es demasiado pequeño es más probable que existan conflictos entre los perros (y sus compañeros humanos).

No todos los perros pueden o deben acudir al parque para perros. Los perros que más disfrutan en los parques caninos son los cachorros y jóvenes (de menos de dos años) a los que les guste jugar y están correctamente socializados. Sin embargo a otros perros el parque puede no ser nada agradables, producirles miedo, resultar traumático o producirlesestrés.

Por lo general los perros adultos se vuelven más selectivos al elegir sus compañeros de juegos y muchos no disfrutan en absoluto al verse rodeados de cachorros o adolescentes jugando “como locos”.

Nosotros somos los responsables de su bienestar por lo tanto debemos asegurarnos de entender y respetar a nuestro colega canino si no le gusta ir al parque. Estas son unas cuantas cosas a tener en cuenta:

Si sueles llevar a su perro al parque pero que se pasa la mayor parte del tiempo debajo del banco y no juega con otros perros es más que probable que no lo esté disfrutando tanto como pensamos.

Tenemos que prestar atención a su lenguaje corporal y si muestra signos de estar incómodo o comienza su repertorio de señales de estrés NUESTRA OBLIGACIÓN es ayudarle y sacarle de la situación.


Presta atención a la manera en la que juegan, el juego entre perros puede parecer muy brusco pero por lo general es ritualizado. Parece que se están peleando pero en realidad están jugando ¿Cómo sabemos que están jugando? Leyendo su lenguaje corporal y teniendo en cuenta si los roles están compesados:

¿Siempre persigue el mismo? ¿Se turnan en las persecuciones? ¿Cuándo uno se pone encima del otro, después deja que el otro se ponga encima suyo?
En el juego normal suele haber muchos descansos y señales claras de estar disfrutando, carreras, saltos, juegos de peleas y persecuciones entre todos los participantes.

Si tu perro está siendo acosado por otro perro, es decir, los roles no están compensados y tu perro es siempre el perseguido e intenta escapar de debajo del otro perro que no deja de montarle constantemente es mejor que interrumpas el juego y te lo lleves a otra parte. Si tu perro es el acosador también necesitas interrumpirle, cuanto más practique este tipo de juego más nos costará reconducirlo a un juego normalizado.Si llevas poco tiempo con tucachorro o acabas de adoptar a un perro lo ideal evitar el parque para perros los primeros días hasta que ambos os conozcáis mejor y puedas averiguar si disfrutará en este entorno.

Si tenemos un perro con miedo a perros o a personas es preferible encontrar un lugar más apropiado a sus necesidades para nuestro paseo o escoger un horario poco frecuentado.

Si tienes un perro pequeño es importante que le mantengas especialmente vigilado si hay perros grandes para evitar que le hagan daño accidentalmente.

En los parques para perros no suelen darse muchas peleas ya que lo normal es que se eviten pero deberás estar preparado por si tienes la mala suerte de verte envuelto en una.

La mayoría de las peleas suelen durar solo unos segundos y se terminan en seguida sin necesidad de intervención pero si no es así, aquí tienes un par de consejos a tener en cuenta:

-No metas las manos cerca de la boca de los perros. Parece obvio, pero lo cierto es que nuestra primera reacción siempre es coger a los perros por el collar y así es más probable que te acaben mordiendo.

-Trata de cortar la pelea con algún ruido fuerte (lo ideal sería un ruido inesperado) o tapa sus cabezas con una chaqueta o lo que tengas a mano para distraerles lo suficiente para poder agarrarles. A veces el agua también funciona.

-Lo ideal sería dejar que solo dos personas separen a los peros pero la experiencia me dice que serán muchas las manos que se meterán por medio y la gran mayoría sin saber exactamente que hacer.

-No hay un remedio único y eficaz para romper una pelea pero coger a cada uno de los perros por los cuartos traseros y levantarles a la vez que intentas separarles suele dar resultado. No lo hagas si crees que hay otra persona presente que puede hacerlo mejor que tú.

Creo que deberíamos crear un listado de Reglas de comportamiento para los humanos en el parque para perros. Podíamos incluir alguna de éstas:

-         No te despistes. Recuerda que estás en el parque de perros y debes prestar atención a lo que ellos están haciendo. A veces nos despistamos y nos ponemos a hablar con otras personas mientras nuestro perro está pasando un mal rato siendo perseguido o tratando de evitar que le muerdan.

-         Presta atención al juego entre los perros y si crees que está “subiendo demasiado de tono” puedes interrumpirlo brevemente llamando a tu perro o interactuando con él.

-         Llámale de vez en cuando, interactúa con él, recuérdale que habéis venido juntos y déjale continuar con el juego, así será más fácil conseguir que venga cuando llega la hora de irnos a casa.

-         No lleves comida al parque de perros. Si quieres merendar hazlo en otro momento. Si llevas comida para premiar a tu perro ten en cuenta a los demás perros y si crees que puede crear conflicto con alguno de ellos, guárdala.

-         Respeta a los demás perros de la misma manera que te gustaría que respetaran al tuyo.

-         No lleves a tu perro al parque si está enfermo, está en celo o no está vacunado.

-         Lo ideal sería que todos los perros estuvieran sin correa dentro del recinto, es más fácil que jueguen sin correa. Si crees que tu perro necesita llevar correa puedes llevarle una correa larga de 3 o 5 metros y dejarla colgando, pero debes supervisar en todo momento que esto no sea incómodo para él o para otros perros.

-         Si a tu perro le gusta mucho jugar a que le tiren la pelota es mejor que lo hagáis cuando estéis solos, es probable que no le guste compartirla con los demás. Las pelotas y otros juguetes suelen ser fuente de conflictos entre los perros y “ lo que empieza como juego, acaba en pelea”. Al parque se supone que venimos a jugar con otros perros y el juego de la pelota es más bien para jugar solos.

-         Ten especial cuidado si hay niños en el parque, vigila que no molesten a los perros y evita que se pongan en medio cuando estén corriendo. Los perros no suelen prestar atención a lo que tienen delante cuando van a toda velocidad, evita que se crucen en su camino.

-         Evita los conflictos entre perros y entre sus compañeros humanos, se supone que venimos a pasarlo bien.

-         Si ves algún perro siendo agredido por otro perro o por alguna persona AYÚDALE. Llama a la policía si es necesario, nadie puede maltratar a un animal, ni siquiera, menos aún, su propietario)

-         La más evidente, no olvides recoger las cacas de tus perros y tus propios desperdicios antes de salir del parque, deja el lugar como te gustaría encontrarlo.

A mí particularmente no me gustan demasiado los parques para perros porque creo que no se respetan estás mínimas reglas de convivencia. No todos mis perros disfrutan jugando con otros perros y creo firmemente que los perros deberían estar suficientemente educados y socializados para poder convivir con nosotros en cualquier espacio público y por tanto las autoridades no deberían restringir su espacio de ocio a los parques para perros (sé que llegará el día que esto sea posible). Por otro lado creo que los perros disfrutan mucho más en un paseo tranquilo por la ciudad olisqueando nuevos entornos, por el campo o la playa que “encerrados” en un parque “obligados” a jugar sobreexcitados durante 20 minutos.

Pero ya que existen los parques de perros y a veces no hay muchas alternativas “legales” para los perros de ciudad, creo que nuestra obligación es utilizarlos de manera que TODOS lo pasemos bien, respetándonos y respetándoles.


Autora: Virginia Gallego, educadora canina.

haz clic para copiar mailmail copiado