Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
Teléfonocómo llegar

La vejez en los perros

Publicado: 1 de Octubre de 2015

Los objetivos en la alimentación y en los cuidados del animal anciano (Senior) son aumentar y mejorar la calidad de vida; para conseguir estos objetivos debemos tener presentes los siguientes puntos:

· Atacar los problemas existentes.

· Eliminar o disminuir los signos clínicos de enfermedad que el animal padece.

· Controlar y prevenir el desarrollo y la evolución de las enfermedades propias de la edad.

· Mantener un peso correcto.

Una alimentación y un ejercicio adecuado a la capacidad del animal son puntos fundamentales para cumplir estos objetivos. La actividad física adecuada a la edad proporciona:

· Tono muscular.

· Mantenimiento de la masa corporal.

· Estímulo de la circulación.

· Favorece la eliminación de excrementos.

La media de vida de un perro ronda los doce años y la del gato los catorce, aunque se conocen animales que superan con creces estas cifras: 29 años en perro y 36 en gato. Estas cifras medias pueden verse aumentadas con:

· Buenos cuidados durante toda la vida del animal.

· Grandes cuidados durante los últimos años.

Una correcta alimentación permite que un gato de 16 años disfrute de un estado general idéntico al de un gato de 8 años.

Siempre hacemos comparaciones de las edades del perro y del gato con la del hombre… la forma más fiable es la siguiente:

· El primer año de edad corresponde a unos 15 de una persona.

· El segundo año de edad corresponde a unos 24 de una persona.

· Cada uno de los años sucesivos corresponden a cuatro de una persona.

 Ejemplo: un perro o un gato de 9 años tendría en “años persona”: 24 años de los dos primeros + 4 “años persona” por cada uno de los siete años que quedan para llegar a nueve (28 años); en total, un perro o un gato de nueve años tendría 24+28 = 52 años persona.

Las razas grandes y gigantes maduran más lentamente y sus expectativas de vida son más cortas que las razas pequeñas. En este tipo de animales el cálculo de “años persona” sería: el primer año como doce de una persona y cada uno de los años siguientes como 7 de persona.

Ejemplo: el mismo perro de 9 años, si fuera un San Bernardo, tendría doce “años persona” de su primer año + 7 “años persona” por cada uno de los 8 que le quedan para llegar a nueve: 12 +56 = 68

Si no queremos perdernos con sumas y restas debemos tener presente que todos los perros y gatos de siete o más de siete años son considerados senior. La única excepción a tener en cuenta son las razas gigantes que deberían considerarse senior desde los cinco años de edad.

Los animales senior experimentan un gran número de cambios corporales que influyen en la utilización de los nutrientes y en su calidad de vida:

¿CÓMO AFECTA A LOS ÓRGANOS DE LOS SENTIDOS?

- Disminución de la capacidad olfativa que provoca un menor interés por el alimento, disminución de peso…

- Las percepciones sensitivas disminuyen.

- Audición disminuida.

- Agudeza visual disminuida.

 EN OTROS ÓRGANOS

Cavidad oral: enfermedades periodontales, gingivitis, pérdida de piezas dentales, disminución de la producción de saliva, úlceras en la boca… Todos estos cambios producen una menor “entrada ” de alimento, estreñimiento, vómitos, disminución del apetito…

Aparato digestivo: disminución de la función hepática, peor absorción intestinal, peor movilidad del colon… Esto produce estreñimiento, flatulencia…

Sistema hormonal: Disminución de la función tiroidea, disminución de la función endocrina del páncreas… esto produce una alteración del metabolismo, posible diabetes…

Piel: pérdida de elasticidad, alteraciones en las glándulas sebáceas… pelo en mal estado.

Sistema urinario: disminución de la función renal… el animal orina mucho, bebe mucho, puede presentar incontinencia, alteraciones prostáticas…

Aparato reproductor: tumores y atrofia testicular, tumores mamarios, alteraciones en los celos…

Sistema musculoesquelético: pérdida de masa y tono muscular, alteraciones óseas (predisposición a fracturas), lesiones en los discos intervertebrales…

Los perros y los gatos no tienen las mismas dificultades que las personas de edad para retener el calcio y el fósforo. Ellos tienen problemas óseos de otro tipo, pero no debidos a la descalcificación que padecen las personas de edad avanzada.

Cardiovascular: hipertensión, alteraciones valvulares, arteriosclerosis….

Aparato Respiratorio: bronquitis, disminución de la capacidad respiratoria, fibrosis y enfisema pulmonar…

Sistema nervioso: disminución del número de células nerviosas en todo el organismo, disminución de la reacción a los estímulos…

 Las principales causas de muerte en los perros y gatos senior son:

· Cáncer.

· Fallos renales.

· Fallos cardíacos.

Por ello, los animales senior deben ser revisados periódicamente para evaluar la posible presencia de patologías en estas áreas (es ideal un examen anual).

Un diagnóstico precoz de las patologías y una adecuada alimentación proporcionan un gran control sobre los fallos renales.

Una dieta específica y el ejercicio adecuado a la edad proporcionan un control estricto de los problemas cardiovasculares.

En resumen:

Una alimentación específica de alta calidad para animales senior proporciona salud, aumentando y mejorando las expectativas de vida.

Las mezclas con comidas caseras, los picoteos entre horas, la obesidad… son causas fundamentales de unas menores posibilidades de calidad de vida.

Es fundamental la revisión anual para controlar las tres principales causas de muerte de los animales más mayores: cáncer, problemas renales y problemas cardiovasculares.

La prevención es el mejor tratamiento… esta frase adquiere su mayor trascendencia en los animales senior.

haz clic para copiar mailmail copiado