Qué exactamente huele un perro cuando huele

4 de Noviembre de 2016

Nos sorprende ver a los perros olfateando todo constantemente… ¡sobre todo si se encuentran con otro can! El sistema olfativo de los caninos está mucho más desarrollado que el nuestro, eso es un hecho. Pero, ¿qué exactamente huele un perro cuando huele? Te lo contamos en este artículo.

Qué huele un perro

Según una profesora del Laboratorio de Cognición Canina Barnard College, existen diferentes maneras de olfatear y el método usado por las personas no es el más avanzado, como si sucede con el de los perros. Los humanos tenemos 6 millones de receptores olfativos, pero los canes… llegan a 300 millones.

Otro de los récords de los peludos es que ellos pueden inhalar entre 5 y 10 veces por segundo (nosotros una vez cada segundo y medio). También se ha comprobado que los perros exhalan mejor que las personas. Usan las aberturas de los laterales de la nariz. De esta manera mantienen un flujo continuo de aire en su hocico. Y ello los transforma en expertos olfateadores permanentes.

La vista olfativa de los canes es excepcional. Muchas razas tiene problemas de visión (por ejemplo los labradores) pero lo compensan con su gran destreza para oler. A veces vemos que los perros lamen cosas desagradables y eso también tiene una explicación “olfativa”.

El sentido del olfato canino es realmente complejo y está relacionado con el cerebro. Para ellos no hay una señal de “olor repulsivo” o “nocivo”. No no dudan en lamer algo que quizás para las personas sea desagradable (por ejemplo excremento o un animal muerto).

¿Por qué los perros huelen la cola de otros perros?

Existe una bonita leyenda o historia que intenta responder a esta pregunta que todos nos hacemos: ¿por qué los perros huelen la cola de los otros perros? Cuenta la leyenda que había una fiesta donde sólo los canes eran invitados. Al igual que las personas se quitan el sombrero al llegar a un lugar, ellos se quitaban la cola y la dejaban colgada cerca de la puerta.

Mientras estaban celebrando, comenzó a caer una gran tormenta y los animales tuvieron que salir rápido para regresar a sus hogares. En el tumulto, cada uno tomó una cola que no era la propia. Por esta razón aún hoy entre ellos se huelen buscando su cola perdida.

Por qué huelen los perros

Parece una historia convincente para los niños, pero por supuesto no para los adultos (y menos para los científicos). Según la Sociedad Americana de Química, con este acto que puede parecer repulsivo para las personas, un can recolecta mucha información.

Por ejemplo, al oler la cola de otro perro se “entera” de su estado emocional, cómo está su sistema inmunitario o qué comida ingirió en los últimos días. Los componentes de las secreciones de los canes (y también los lobos, de los cuales descienden) están producidas por las glándulas presentes en los sacos anales.

Los canes procesan el mensaje químico a través de su olfato. Los datos recolectados van directamente al cerebro y este decide si se trata de un ser confiable o no. Por lo tanto al olfatearse entre si, se están conociendo y reconociendo las intenciones.

De esto surge también otra respuesta a una pregunta que quizás te has hecho muchas veces: ¿por qué los perros mueven tanto la cola? ¡Para esparcir sus olores personales! Porque ellos no entienden que los seres humanos carecemos de la capacidad de comprender qué significa cada olor como ellos.

La próxima vez que veas a tu perro olfateando “el mundo”, no lo reprimas, mucho menos si se está conociendo con otro can. Quizás para los seres humanos eso nos parezca repugnante porque nosotros tenemos otras herramientas (como la palabra o los gestos) para conocer a los demás. Pero los peludos necesitan olerse y olerlo todo.