Protege a tu perro y olvídate de los parásitos

4 de Abril de 2016

Con la llegada del verano aparecen también los temidos parásitos, y aunque no debemos bajar la guardia durante todo el año, es en esta época donde se produce la máxima proliferación y se hace imprescindible proteger a nuestro perro frente a riesgos para su salud.

LOS PRINCIPALES PARÁSITOS Y LOS RIESGOS PARA TU PERRO

Existen distintos tipos de parásitos, muchos de ellos pueden suponer en mayor o menor medida, una amenaza para la salud de nuestro perro provocando desde irritaciones de piel hasta el desarrollo de graves enfermedades. Vamos a conocer los más habituales y la mejor forma de combatirlos o prevenirlos.

FLEBOTOMO

¿Qué es un flebotomo?
El flebotomo es una pequeña mosca transmisora del parásito de la leishmania. La picadura de un flebotomo portador de leishmania podría desarrollar en nuestro perro la temida leishmaniasis.

¿Qué es la leishmaniosis canina?
La leishmaniosis es una enfermedad muy grave que podría ocasionar hasta la muerte de nuestra mascota.
Estos son los principales síntomas:

  • Pérdida de pelo
  • Formación de úlceras en el borde de las orejas o entre los dedos de las patas
  • Crecimiento anormal de las uñas
  • Aparición de sangre en orina o mucosas nasales
  • Afectación a órganos internos como el riñón

PULGA

¿Qué es una pulga?
La pulga es un parásito milimétrico, por lo que su presencia nos pasa generalmente inadvertida.

¿Por qué son una amenaza para el perro las pulgas?
Porque las picaduras de pulga pueden generar molestias en la piel como picor o irritación y trasmitir estas graves enfermedades:

  • Dermatitis alérgica por picadura de pulga (DAPP): la saliva de la pulga puede provocar una reacción alérgica severa, muy irritante.
  • Teniasis: las pulgas pueden ser hospedadoras de una tenia intestinal. Los perros, al lamerse, pueden ingerir pulgas infestadas, por lo que el parásito se libera en sus intestinos.

Otras enfermedades graves que puede trasmitir son la bartonelosis o la dipilidiosis, entre muchas otras.

GARRAPATA

¿Qué es una garrapata?
La garrapata es el parásito que mayor número de enfermedades transmite. Necesita sangre para alimentarse por lo que se ancla fuertemente en la piel del animal. Es en ese momento cuando puede producirse el contagio de los parásitos que alberga.

¿Cómo puede afectar la garrapata a la salud de mi perro?
Durante su desarrollo, la cantidad de sangre que necesita una garrapata para alimentarse puede producir anemia en el animal cuando la infestación es intensa. Las garrapatas prefieren las zonas del cuerpo de piel fina y buena irrigación (orejas, nuca, entre los dedos de las patas, alrededor de los ojos) y se adhieren a ellas fuertemente. Si una garrapata es arrancada del perro de forma incorrecta, su aparato bucal permanece enterrado en la piel, lo que puede provocar lesiones e infecciones. 
Estas son las enfermedades más graves que pueden contagiar:

  • Babesiosis: esta enfermedad destruye los glóbulos rojos de la sangre provocando anemia severa.
  • Ehrlichiosis: es una afección que puede provocar hemorragias severas, adelgazamiento extremo, anemia, e incluso ceguera o complicaciones neurológicas.
  • Borreliosis o enfermedad de Lyme: esta bacteria se extiende por todo el cuerpo y afecta principalmente a las articulaciones, pudiendo causar cojera crónica en el perro.

MOSQUITO

¿Qué es un mosquito?

El mosquito es un insecto muy conocido por todos nosotros. La picadura de un mosquito puede afectar al perro y llegar a contagiarle enfermedades muy peligrosas como la filariosis.

¿Qué es la filariosis?

Es una enfermedad cardiopulmonar que se transmite por la picadura de los mosquitos Aedes aegypti y Culex pipiens, infectados con el parásito Dirofilaria, comúnmente llamado "gusano del corazón". Este parásito se transforma en el organismo del perro hasta convertirse en gusano y se instala en el corazón y grandes vasos sanguíneos.

La filariosis puede ocasionar en nuestro perro:

  • Dificultades respiratorias
  • Hemorragias nasales
  • Cansancio severo
  • Paro cardiaco en los casos más graves

¿Cómo combatir o prevenir estos parásitos?

Afortunadamente, tenemos a nuestro alcance antiparasitarios externos muy fáciles de usar y que nos ofrecen protección para nuestro perro como las pipetas, los collares y los masticables, capaces de eliminar y repeler los principales parásitos. Con estos antiparasitarios, nuestro perro estará protegido durante cuatro semanas hasta ocho meses en algunos de los casos.