Pescado, ¿sólo para gatos o también para perros?

1 de Octubre de 2016

Siempre que queremos relacionar a un animal con comida, si escuchamos perro, pesamos en carne, y si escuchamos gato, pensamos en pescado. Pues bien, esto no tiene por qué ser una regla, ya que si invitas a tu gato a un trozo de jamónseguro que se lo come tan a gusto.

Aunque, ¿has probado invitar a tu perro a un poco de atún o a un trozo de salmón? Cualquier gato se volvería loco, pero si aún no lo has probado con tu peludo, ¿quién te asegura que él no lo haría?

Beneficios del pescado para perros

El pescado es una inmensa fuente de proteína y además es bajo en grasas saturadas, por lo que ayudará al control de peso de tu mascota.

Sumado a esto, es una excelente fuente de Omega3, el cual puede tener beneficios múltiples en tu animal. Veamos algunos.

Beneficios del Omega3 en tu perro

El Omega3 es esencial para nuestra salud, pero el organismo de los perros no puede generarlo, por lo que necesitan de una fuente externa para tenerlo. El pescado es la mejor fuente de Omega3 que existe.

Los perros necesitan el Omega para sus articulaciones, pues este actúa como una especie de colágeno y engrasante que hará que tu mascota tenga las articulaciones fuertes y robustas. Gracias a esto llega el segundo beneficio: previene la artritis. Un can con buenas articulaciones no padecerá de artritis.

También es bueno para su pelo y piel, pues los mantiene hidratados, y a su pelo brillante y en buen estado, además de con buen aspecto.

Por último, el Omega3 refuerza el sistema inmunológico de tu animal, por lo que este prevendrá enfermedades, afecciones e infecciones en tu can.

Por tanto, sí, da pescado a tu perro.

Qué pescado darle a tu perro

Aunque cualquier pescado puede ser bueno, se recomienda dar a tu mascota aquellos que contengan mayor cantidad de Omega3. Este se encuentra particularmente en el pescado azul. Debes escoger un pescado que se pueda limpiar sin dejar restos de espinas que pudieran hacer daño a tu animal.

Los más recomendables son el salmón y el atún.

Atún, beneficios

Es rico en proteínas magras, por lo que ayudará a regular el peso de tu animal. Está repleto de minerales como el selenio, el potasio y el magnesio, además de vitaminas como la B3, B6 y B12. Y como te hemos dicho antes, es uno de los pescados que más Omega3 contiene. Si eliges dárselo a tu perro enlatado, lo mejor es que selecciones enlatados en agua para evitar las grasas no necesarias que el aceite que lo conserva tiene.

Atún, desventajas

El atún no será algo que podrá formar parte de la dieta diaria de tu mascota por su alto contenido en mercurio. El natural tiene un contenido más alto, mientras que el enlatado tiene un alto contenido en sodio, ambas cosas perjudiciales para la salud de tu mascota.

Sobre todo debes vigilar los nieles de sodio. En los enlatados podrás encontrar algunos productos con bajo contenido en sodio. Una gran cantidad de sodio puede provocar pancreatitis en tu animal.

Salmón, beneficios

El salmón también es una gran fuente de Omega 3 y diferentes minerales como el potasio, magnesio, zinc y vitaminas A, B y D. A diferencia del atún, es bajo en mercurio, por lo que podrás darlo a tu animal cuando desees. El salmón en conserva o congelado tiene un nivel menor de mercurio que el atún, por lo que es el más recomendable.

Los huesos de salmón son una gran fuente de calcio y son muy fáciles de comer para tu perro, por lo que le aportará otros beneficios.

Salmón, inconvenientes

No le des nunca salmón crudo a tu mascota o podrías envenenarla. Los perros son los únicos animales que pueden intoxicarse por salmón, y esto sucede porque algunos salmones tienen la bacteria Salmincola Nanophyetus, que puede infectar con un organismo llamado Neorickettsia helminthoeca, y que causaría una infección mortal en tu can.

Por tanto, si decides darle salmón a tu perro, cocínalo mínimo a 145 grados Farenheith para asegurarte de que su consumo es seguro.