La alimentación mixta seca-húmeda

17 de Febrero de 2016

Puede parecerlo, pero no es un capricho. Una alimentación adecuada es uno de los cuidados más importantes para nuestro gato, ya que ayuda a mejorar su bienestar y su esperanza de vida.

Esto se consigue seleccionando el alimento más adecuado a su edad, condición, etc., de los que existen diferentes presentaciones disponibles, ya que se comercializan alimentos secos y alimentos húmedos. De esta forma, siempre que se trate de alimentos completos, podremos dar solo alimento seco, solo alimento húmedo o una tercera opción, que es el “mixfeeding” o alimentación mixta, es decir, la mezcla de seco y húmedo.

Este tipo de alimentación mixta se puede hacer combinando al mismo tiempo ambas presentaciones o bien alternando las tomas entre sí, por ejemplo, dando comida seca durante el día y una ración de comida húmeda en cualquier otro momento, en cuyo caso, el resultado es el mismo: el gato recibe una alimentación con una parte seca y una parte húmeda.

Es verdad que el alimento seco ofrece ciertas ventajas, entre las que se pueden destacar la conservación, así como la facilidad de manejo y administración, pero la alimentación húmeda también tiene sus beneficios: un alto contenido de humedad, menor concentración de calorías por cantidad de alimento y que suele resultar muy atractiva para los ellos.

Consejos para una buena alimentación mixta

  • Mezclar alimento seco y húmedo que sean adecuados a las necesidades de nuestro gato; si no, podemos provocar un desequilibrio o no conseguir el aporte nutricional deseado. Por ejemplo, a un gatito habrá que darle el alimento seco y húmedo ambos de gatito; si uno de ellos es para gatitos y el otro no, desequilibraremos su alimentación y no le estaremos proporcionando el alimento adecuado para un gato en crecimiento.
  • Preparar la ración diaria siempre de la misma manera, por ejemplo, con un sobre completo o medio sobre y completarlo con la cantidad correspondiente de alimento seco. Calcular fracciones más pequeñas (un tercio o un cuarto de sobre) es complicado y hace más difícil ofrecer las cantidades adecuadas.
  • Ofrecer el alimento húmedo cuando nosotros estemos presentes y dejar el alimento seco disponible cuando el gato se quede solo o por la noche para que tenga acceso constante al alimento.

Extraído de: Royal Canin