Jugando con tu gato

16 de Mayo de 2016

La mayoría de los gatos disfrutan de la interacción con sus propietarios y el juego es la mejor manera para que se afiance la conexión entre tu felino y tú.

Para los gatitos el juego es esencial para hacerse un gato adulto sano y enérgico y para los felinos mayores es una de las partes más placenteras de la vida doméstica. Cuando se hacen ancianos la movilidad y energía pueden disminuir pero aún debe disfrutar del juego, aunque éste sea más calmado.

Podemos jugar con ellos como mero entretenimiento y ejercicio físico o hacerlo para desarrollar su cerebro y su obediencia (usando la educación en positivo).  Sobre todo debemos ser muy constantes en el juego con los gatos de interior, porque su mayor estímulo seremos nosotros. Los gatos que tiene acceso al exterior pueden entretenerse también trepando árboles, persiguiendo hojas o tiendo compañía felina.

Conociendo los gustos y características de tu animal podrás darle un entretenimiento más motivador para él. Además, estará bien observar qué momentos del día son en los que está más receptivo teniendo en cuenta: cuando juega espontáneamente, cuando tiene las pupilas dilatadas, las orejas inclinadas para los laterales, vocalizaciones, movimientos bruscos, …

Fíjate también qué tipo de juguetes le gustan más y ten presente esto a la hora de comprarle nuevos productos. Las texturas, formas, tamaños, ruidos… son aspectos a tener en cuenta en este sentido. Como esto consiste en el proceso “ensayo, error” prueba con las diferentes variantes: cañas de pescar con plumas o muñequitos colgantes, ratones, pelotas, muñequitos con pitidos o cascabeles, muñecos que cuelgan de una tira elástica para colgar en las puertas,… En nuestra tienda encontrarás todos estos juguetes y sus diferentes variantes.

Tipos de juego

Pueden diferenciarse aquellos en los que se entretiene solo: juego consigo mismo, con juguetes, cajas o carreras por la casa; o los que hará contigo: con juguetes, punteros láser, persecuciones…

Su forma de jugar se basa en los movimientos de caza: buscar, observar, perseguir, atacar repentinamente, capturar y manipular. Evita los juegos en las que no pueda “dar caza” al objeto porque puede ser frustrante para él, así que cuando estés jugando con un puntero laser déjale un granito de su comida donde enfoca la luz.

Identificarás pronto qué juguetes le motivan más porque obtendrás una respuesta instantánea cuando lo manipules.

Reglas del juego

· Los gatos son neofílos (sienten fascinación por lo nuevo), de modo que si dejas los juguetes siempre a su vista se cansarán pronto de ellos. Ve rotándolos y deja a su alcance unos 3 objetos.

· Termina los juegos con una nota positiva antes de que tu gato se aburra.

· Si está sobre excitado por un juguete en particular abandona ese juego y vuelca la atención sobre otra cosa.

· Cuando hayáis acabado de jugar con un juguete interactivo, déjalo fuera de su vista.

· Lo mejor es que el juego imite el comportamiento de caza, así que deben hacerse en periodos cortos y en intervalos frecuentes.