El cáncer en perros

5 de Octubre de 2015

El cáncer es una patología con efectos devastadores sobre nuestros mejores amigos: actúa de forma inexorable sobre la duración y la calidad de sus vidas.

Según un estudio realizado en el año 1998 por la “Morris Animal Foundation”, se pudo constatar que la mayoría de los propietarios (2003 propietarios encuestados) opinaban que el cáncer suponía el principal problema de mortalidad de sus mascotas.

La realidad científica también confirma la sospecha: en un estudio realizado para determinar la muerte de 2000 animales, se comprobó que el 45% de perros que habían vivido hasta los diez años o más, murieron de cáncer. Del total del estudio, un 25% de animales murieron por esta causa.

DEFINICIONES

Un tumor es un signo de inflamación.

Una neoplasia es un tipo de tumor en el que las células anormales proliferan de forma incontrolada.

Los tumores benignos son aquellos que no invaden, metastatizan o diseminan hacia otros órganos o territorios orgánicos. Los tumores benignos pueden comprimir órganos y tejidos a medida que crecen.

Los tumores malignos son aquellos que invaden los tejidos locales y metastatizan a través de la sangre o de los vasos linfáticos, creando nuevos tumores en otros órganos y territorios orgánicos.

El cáncer hace referencia a los tumores malignos.

La oncología es el estudio de los tumores.

La remisión es la disminución del tumor a lo largo del tiempo; también hace referencia al tiempo que el tumor se mantiene sin crecimiento.

La remisión completa hace referencia a la situación en la que el tumor no puede ser detectado.

La remisión parcial hace referencia a la situación en la que el tumor disminuye de tamaño en un 50% ó más.

CAUSAS

El cáncer se origina normalmente a partir de una sola célula del organismo, que sufre una serie de cambios o mutaciones genéticas. Muchos agentes ambientales son capaces de provocar estos cambios:

· Virus (ej.: virus de la Leucemia Felina).

· Agentes químicos (Herbicidas, Pesticidas,…).

· Radiaciones (Luz ultravioleta)

· Radiaciones ionizantes (Rayos X).

· Algunas hormonas.

Los efectos de muchos de estos agentes se acumulan durante toda la vida, y quizás esa sea la explicación por la que la mayoría de los cánceres aparecen en animales de mediana edad o de edad avanzada.

También debemos dejar claro el total desconocimiento de la causa de gran número de tumores.

Existen también factores de riesgo frente al cáncer:

· Edad: el factor de riesgo más importante.

· Razas: existen ciertas razas con mayor predisposición a padecer cáncer: Boxer, Pastor Alemán, Scottish Terrier y Golden Retriever.

· El sexo: determinados tumores afectan más a uno que a otro sexo (ej.: tumores mamarios en hembras)

· También debemos comentar la importancia de ciertas labores preventivas para evitar la aparición de ciertos tumores: la esterilización de las hembras antes del primer celo disminuye notablemente el riesgo de aparición de tumores de mama.

· El tamaño: algunos tumores óseos son más frecuentes en perros de más de 20 Kg.

· Una patología preexistente puede ser causa predisponente de la aparición de tumores: los testículos criptórquidos tienen más posibilidades de ser cancerosos que los testículos alojados de forma fisiológica en el escroto.

SIGNOS DE CÁNCER

La “Veterinary Cancer Society” ha desarrollado una lista con los diez signos más frecuentes que puedan servir para que los propietarios se eduquen en el manejo precoz del cáncer:

Signos frecuentes de cáncer:

· Tumefacciones (bultos, nódulos, cicatrices…) anormales que persisten o siguen creciendo.

· Úlceras que no cicatrizan.

· Pérdida de peso.

· Pérdida de apetito.

· Hemorragias o descargas de cualquier orificio corporal.

· Mal olor.

· Dificultad al comer o al tragar.

· Duda ante el ejercicio o falta de resistencia.

· Cojera o rigidez persistente.

· Dificultad al respirar, orinar o defecar.

TIPOS DE CÁNCER MÁS FRECUENTES

Los lugares más frecuentes de aparición de tumores malignos en los perros incluyen la piel, las glándulas mamarias, el tejido linfático, la cavidad oral y el sistema esquelético.

Los cánceres en los perros evolucionan más rápido que los cánceres similares en humanos.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO DEL CÁNCER

Casi todos los medios diagnósticos pueden ofrecer información para aproximarnos a la sospecha o a la confirmación de un cáncer; entre los métodos más utilizados destacan:

· Hemograma completo (análisis de sangre).

· Perfiles bioquímicos (análisis de sangre).

· Urianálisis (análisis de orina).

· Aspirados y biopsias (toma de muestra directa del tejido u órgano alterado).

· Diagnóstico por imagen: Radiografía y ecografía

· Resonancia Magnética (poco utilizado… Pocos centros disponen de los medios necesarios para la realización de este diagnóstico).

· Endoscopia: visualización directa de alteraciones en el interior del animal por medio de microcámaras o sistemas de imagen.

· Estudio de médula ósea.

TRATAMIENTO DEL CÁNCER

El objetivo del tratamiento del cáncer es lograr una cura o, como mínimo, la remisión.

Se pretende mejorar la calidad de vida y aumentar el tiempo de supervivencia. El cáncer generalmente se trata utilizando uno o varios de los siguientes métodos:

· Cirugía: se emplea generalmente en neoplasias localizadas o regionales. Es el tratamiento más empleado contra el cáncer.

Existen cirugías preventivas (ovariohisterectomía, castración en machos…) que ayudan a evitar la presentación de multitud de tumores.

Con la cirugía es más probable conseguir una cura que con ningún otro tratamiento.

· Quimioterapia: es la única modalidad de tratamiento que se extiende a todo el cuerpo del animal; en España son pocos los veterinarios que disponen de los medios y de las técnicas adecuadas para realizar este método de tratamiento; generalmente se puede aplicar en Facultades de Veterinaria y en ciertos Hospitales Veterinarios con los recursos técnicos y humanos oportunos.

· Radioterapia: esta técnica se aplica para tumores locales o regionales; su utilización es inviable actualmente en España por los inalcanzables precios de sus aparatos, así como por la inexistente cualificación de los profesionales en esta materia.

· Otros: existen métodos complementarios e igualmente desconocidos en la clínica de animales de compañía: hipertermia, inmunoterapia, terapia fotodinámica…