Diabetes mellitus en perros

9 de Febrero de 2016

El éxito en el control de la diabetes se puede conseguir con una dieta específica, ejercicio moderado e insulinoterapia.

El alimento que ingiere nuestro perro se transforma en componentes que pueden ser utilizados por el organismo. La conversión de los carbohidratos (almidones) da lugar a azúcares, entre los que se incluye la glucosa. Una vez absorbida a través del intestino, laglucosa acaba en la sangre y proporciona energía a las células del cuerpo.

La absorción de la glucosa por parte de la mayoría de las células es dependiente de la presencia de la homona insulina. La insulina es elaborada por células específicas de un órgano especial situado cerca del intestino: el páncreas.

Una carencia de la insulina disponible provoca ladiabetes mellitus.

Hay dos formas de diabetes: una ocurre cuando un individuo carece totalmente de insulina (llamada diabetes tipo I, diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente) y otra sucede cuando un individuo tiene insulina pero, o no tiene suficiente, o tiene un problema que interfiere con su función (llamada diabetes tipo II, diabetes de adulto odiabetes no insulinodependiente). El 100% de los perros que padecen diabetes es del tipo I.

Los perros de mediana edad y los senior son los más susceptibles a desarrollar la diabetes. Los animales que se ven más afectados son las hembras enteras.

Se puede dar un mayor riesgo de desarrollar diabetes mellitus en las siguientes razas caninas: Caniche, Samoyedo, Teckel, Chow chow, Beagle, Bobtail, Westy, Golden…

La finalidad del tratamiento es permitir una vida estable y en buenas condiciones. Sin embargo, e independientemente del tratamiento, casi el 100% de los perros, desarrollan cataratas en los primeros 6-12 meses. Esto es inevitable, pero afortunadamente puede operarse, permitiendo la recuperación de la vista.

El tratamiento consiste en una dieta específica, ejercicio moderado y tratamiento con insulina.